Somos lo que comemos, ¿cuántas veces hemos oído esto?

En la cocina del Hotel creemos que el sentarse a la mesa ha de ser algo memorable. Nuestros platos son tradicionales, hechos con productos de proximidad y de temporada.

Así pues, somos gente de raíces, gente que valora el esfuerzo de nuestros vecinos, que nos ofrecen materia prima de gran calidad, recolectada en éste valle y en su punto óptimo de maduración.

Nos esforzamos en dar a conocer los productos locales, bien en recetas típicas, tal cual nos las legaron nuestros antepasados o adaptándolas a platos que nos gustan cuando salimos de viaje.

En la cocina somos Ana y Puri, o Puri y Ana, como más os guste. Somos dos hermanas tratando que disfrutéis vuestra comida, nuestra pasión, la cual nos ha sido transmitida por nuestros padres, a los que agradecemos el amor que nos han inculcado y creemos verse reflejado en lo que sale de éstos humildes fogones.

Amor a las recetas tradicionales y bien hechas es lo que María, nuestra madre nos enseñó. Todo tiene su tiempo, intentar acelerar el proceso hace que no se saque lo mejor de cada ingrediente. Ingredientes que Miguel, el patriarca, mima en su huerta, evitando el uso de pesticidas y otros productos químicos y usando semillas autóctonas, transmitidas de padre a hijo. 

Siempre tratando que el servicio sea lo más agradable posible, con proximidad, pero sin empalagar. Ponemos el esfuerzo en ésos pequeños detalles que hacen de la experiencia algo más, algo diferente.

Es compromiso nuestro el ofrecer un menú variado y saludable e informamos de los alérgenos existentes en nuestras elaboraciones, formamos además parte de la Asociación de celíacos de Aragón.

logoACA